martes, 24 de junio de 2008

Tener la cintura ancha incrementa el riesgo de demencia

Un nuevo estudio sugiere que la gente con la cintura más grande a la edad de cuarenta años tiene una predisposición mayor a desarrollar demencia a partir de los setenta años. Esta investigación estudió a 6583 pacientes de edades comprendidas entre los 40 y los 45 años de edad a los que midieron la grasa abdominal. Una media de 36 años después, el 16% de los participantes había sido diagnosticado de demencia. El estudio encontró que aquellos con la cantidad más alta de grasa abdominal tenían tres veces más de probabilidades de desarrollar demencia que aquellos otros con menor cantidad de grasa en el abdomen.

1817159844_c9fa64ca75.jpgLa problemática de los resultados no es sólo cómo se asocia la demencia al mayor diámetro de cintura, sino que los pacientes en mayo riesgo no tenían obesidad necesariamente, sino que tan sólo se tomaba la medida de la cintura, de hecho, muchos pacientes estaban en su peso normal. Las personas que estaban por encima de su peso y tenían una cinturademencia. más ancha estaban 2,3 veces más cerca de desarrollar demencia que las de peso y cintura normales. Los pacientes con obesidad y cintura ancha tenían 3,6 veces más riesgo, y aquellos con obesidad o sobrepeso, pero con un tamaño de cintura normal, tenían un 80% más riesgo de

La cintura más ancha de lo que corresponde en personas de edad media aumenta la probabilidad de tener diabetes, infarto y enfermedad coronaria, pero hasta ahora no se había asociado a la demencia. Las mujeres participantes en el estudio eran más propensas que los hombres a presentar obesidad abdominal. Como en todos los estudios observacionales (en los que no se interviene), es posible que la asociación entre el tamaño de la cintura y la demencia no sea consecuencia sólo de la obesidad abdominal, sino de un cúmulo de factores complejos, pero no podemos dejar de reconocer que la cintura más ancha de lo correspondiente es uno de esos factores.